martes, 18 de marzo de 2014

A. R. de Helguera



Esta recogida y agradable área recreativa se encuentra en Helguera, población que está junto a Molledo. Desde aquí, por la carretera general hay tomar la desviación a la derecha por donde está el geriátrico de Mensajeros de la Paz, y seguir por la misma carretera cruzando el pueblo  hasta el puente de la imagen, a la derecha está el área.

Para ver la dirección exacta pincha AQUÍ 


 Cuenta con 4 mesas, 3 barbacoas (con parrilla), fuente, parque infantil y aparcamiento.



Está muy acogedora e independiente, a pesar de tener el pueblo a poca distancia. Rodeada de árboles y limitando en uno de sus laterales por el río Besaya, que en el día de la visita bajaba con el agua cristalina. 



Datos de interés
HELGUERA 
Helguera, un pequeño pueblo con cierto encanto, como si el Ojáncano desde el pico Jano estuviese temeroso de encontrarse con el hada buena de Cantabria, La Anjanna, que desde Cueto Helguera observa sigilosamente el imparable pasar del tiempo de este pueblo situado en pleno corazón del Valle de Iguña.
Situado a orillas del rio Besaya y con acceso a través de la A-67, Helguera se puede considerar como una pequeña joya dentro de Cantabria, pero para nosotros es algo más, algo difícil de explicar y que cualquier escrito, no puede, ni podrá reflejar nunca.
Según entras al pueblo te encuentras con la residencia geriátrica de Madernia, antiguas escuelas de San José de Madernia que por circunstancias adversas tuvo que cerrar cediendo los terrenos para la construcción de dicha residencia de ancianos.
Siguiendo la carretera principal llegas a la plaza del pueblo dedicada a don Gabriel González Bueno (9/12/1958), mas adelante y pasando la antigua bolera presidida por la fuente de dos caños (1947), puedes admirar una de las cuatro iglesias mozárabes localizadas en Cantabria, iglesia de Santa Leocadia, de cuya construcción original solo se conserva la parte sur de la nave y al ábside, con bóveda de cañón precedida por un arco de herradura. Los doce midillones de lóbulos que posee la fachada meridional son de estilo mozárabe. Dentro el templo se observa el retablo de santa Leocadia (S. XVIII) así como el Ecce Homo y la cruz procesional de madera.
Desde dicha iglesia se puede divisar el puente que sobrepasa el rio Besaya, cuya estructura es única en Cantabria, tanto por sus apoyos como por sus tirantes que le dan una forma arqueada. Desgraciadamente este puente “se muere” está afectado por una enfermedad (la aluminosis) y por ello, en la actualidad, está en proceso de reforma. A mano derecha del puente se encuentra la ferrería, conocida como “La Rucha”. Edificio que fue levantado a mediados del S. XVIII, y que permaneció activo hasta mediados del S. XX, se dedicaba a la producción de hierro y su principal comprador era Castilla. Aunque la construcción está bastante deteriorada, se puede observar el gran tamaño de sus salas y la altura y el grosor de sus muros.
Continuando el camino y una vez pasado el rio Erecia, nos adentramos en la pista de Cueto Helguera, allí nos encontramos el desvío que antiguamente servía para unir los pueblos colindantes de la cuenca del Besaya, es en este camino y cruzando el arroyo fuentezaro (conocido por los vecinos como el regato de la bujariza) podemos contemplar una pequeña ermita que nuestros antepasados utilizaban para refugiarse de los temporales (Asubiadero) y también servía de culto para los caminantes que por allí pasaban (Humilladero). A poca distancia nos adentramos en el monte, donde podemos admirar numerosos árboles autóctonos (roble, castaños, hayas, acebos…) y una gran variedad de especies animales (jabalís, corzos, ciervos, zorros…). A parte de arboles y animales el viandante también puede sentir el encanto que posee este “pequeño” bosque.
Como hemos empezado con nuestra bella mitología queremos despedirnos con ella. La cercanía del enano bigarista (la serna) y los cuines (silió) hace que los habitantes de Helguera les tengamos un gran aprecio.
Si tienen la oportunidad de visitar el pueblo de Helguera, no la desaprovechen…
Extraído de:  http://www.elcarmucu.es/2.html

“el Festival de folk El Carmucu”
Helguera celebra, un año más, una de las citas que mejor definen su idiosincrasia y su forma de entender y disfrutar de las tradiciones, de la música y de la buena compañía de familiares y amigos: “el Festival de folk El Carmucu”
De la mano del inagotable Miguel Balza el festival echó a andar en 1991 como sustitución de las fiestas del pueblo, Helguera de Molledo. Debido al desacuerdo entre los vecinos a la hora de organizar las fiestas locales en dicho año, Miguel tomó las riendas de la situación y dio luz verde a la primera edición de un festival que, ahora, forma parte indisoluble de la vida cultural y el patrimonio del Valle de Iguña. Desde entonces el amor al folk del tabernero no ha hecho otra cosa sino crecer año tras año. 

En el año 1994 se creó La Asociación Helguera. Desde entonces los miembros de esta asociación tratan de mantener la tradición que Miguel puso en marcha, encargándose de organizar año tras año el festival. Con todo el trabajo y esfuerzo que les es posible elaboran, hoy por hoy, uno de los festivales más antiguos de Cantabria, El Carmucu.. 

En sus 20 años de existencia, el Festival El Carmucu se ha consolidado poco a poco como un referente musical en la región, llegándose a proyectar a otras comunidades españolas, convirtiéndose así en un evento esperado no solo por los habitantes del Valle de Iguña, sino por tantos y tantos amantes de la música folk y el buen ambiente, tanto de Cantabria como de regiones vecinas. 
Extraído de : http://www.elcarmucu.es/4.html

Iglesias mozárabes en Cantabria

Son tres la iglesias mozárabes de Cantabria: San Román de Moroso en Bostronizo, Santa Leocadia de Helguera y, sobre todo, Santa María de Lebeña.
Dos de ellas se encuentran ubicadas muy cerca del área recreativa, San Román de Moroso, pasando Arenas de Iguña, en Bostronizo, a 8 km del área recreativa. Y Santa Leocadia en Helguera, junto al área. 
La tercera es Santa María de Lebeña, en Lebeña, hacia la mitad del desfiladero de la Hermida, a 100 km de Helguera.


Santa Leocadia en Helguera
La iglesia de Santa Leocadia es un pequeño templo cristiano católico de estilo prerrománico situado en la localidad de Helguera.
Este pequeño edificio, adscrito al denominado arte de repoblación, tradicionalmente se la ha considerado como de estilo mozárabe pero la historiografía moderna es partidaria de abandonar esta denominación en pos de la primera. Fue construida en el siglo X.
De factura humilde esta iglesia forma parte de los tres únicos ejemplos de arquitectura de repoblación existentes en Cantabria junto a Santa María de Lebeña y la ermita de San Román de Moroso, también esta última en el valle de Iguña. Aún conserva el ábside mozárabe con arco triunfal de herradura y bóveda de cañón. Posee unos grandes modillones lobulados muy similares a los existentes en Santa María de Lebeña.
San Román de Moroso en Bostronizo
La ermita de San Román de Moroso es un templo católico de estilo prerrománico situado en Bostronizo (Cantabria, España), escondido en uno de los montes del municipio Arenas de Iguña.
Se cree que este pequeño edificio de estilo mozárabe1 fue construido probablemente en el siglo X y formaba parte del monasterio de Moroso, de gran importancia en la Alta Edad Media.    
El tipo de construcción es noble y de cierta calidad formado por sillares perfectamente escuadrados en las esquinas e hiladas de sillarejos en el resto de la fábrica. Los muros tienen un grosor entre los 60 y 70 cm.
Consta de una nave con una portada de entrada principal hacia el norte, algo poco habitual, en arco de herradura, al que le falta las columnas y capiteles, y un ábside rectangular precedido de un Arco triunfal en herradura con cimacios escalonados, al que también faltan las columnas. El ábside posee un pequeño vano monolítico en el centro en forma de ojo de herradura y enmarcada por una cruz patada. Dentro de su decoración cabe destacar los grandes modillones florales que coronan los muros, de cuatro y seis pétalos y esvásticas. La espadaña de doble tronera en arco de medio punto es de construcción posterior, probablemente del siglo XVIII.
En torno al eremitorio se descubrió durante las labores de restauración una necrópolis altomedieval con tumbas de lajas y enterramientos en sarcófagos.

Extraído de : http://es.wikipedia.org/

Románico
San Juan de Raicedo

Imagen extraída de : http://exilioencantabria.blogspot.com.es/2009/12/iglesia-romanica-de-san-juan-de-raicedo.html
Se encuentra a 4 km del área recreatica, en dirección a Arenas de Iguña, tomando la misma desviación de Bostronizo.
San Juan de Raicedo tiene una iglesia románica que data de la primera mitad del siglo XII, con construcciones adosadas en épocas posteriores, tales como el porche de la fachada Sur y la sacristía añadida posiblemente en el siglo XVII. Esta iglesia fue declarada Bien de Interés Local con categoría de Inmueble el 6 de junio de 2002. Su estilo se relaciona con el de la colegiata de Cervatos. Perteneció a la Orden de san Juan de Jerusalén, dependiendo del señorío de Población de Campos (Palencia), a la que seguía perteneciendo a mediados del siglo XIV. La iglesia presenta una única nave rectangular y ábside semicircular. Conserva toda la estructura románica original, salvo la espadaña que ha sufrido modificaciones posteriores. Los vanos son estrechos y se abren en las fachadas Oeste, Sur y en el ábside. La decoración se concentra sobre todo en el ábside y en la puerta principal. Junto a esta iglesia está el cementerio, en el cual hay un destacado ciprés.
En el siglo XIX hubo en San Juan de Raicedo canteras de piedra.

http://es.wikipedia.org/wiki/San_Juan_de_Raicedo

Nota nuestro agradecimiento a  Natalie Woodward (Ratón Cantabria), que nos informó del área.

No hay comentarios :

Publicar un comentario